Descuidar la redacción, no definir un buen asunto o personalizar los mensajes, y olvidarnos de incluir call to action pueden ser grandes errores en nuestras campañas de emailing.

Debemos evitar las faltas de ortografía y alejarnos de los vulgarismos.El asunto de los mensajes es la primera toma de contacto con los suscriptores.

Las acciones de Email Marketing continúan teniendo un gran protagonismo entre las empresas, primero, por los grandes resultados que ofrecen para las marcas; y segundo, por el bajo coste que repercute. Este tipo de estrategias permiten fidelizar a clientes existentes, a la vez que se capta a nuevos consumidores y, todo esto, con una inversión mínima.

Sin embargo, crear una campaña de Email Marketing óptima requiere de profesionales que sepan fijar los pasos que seguir: definición de objetivos y público, planificación de contenidos, determinación de la frecuencia de envío, diseño del mensaje, etc. Ya que, de lo contrario, se puede caer en grandes errores, como los que mencionamos a continuación:

1. Descuidar la redacción: debemos tener especial cuidado en la redacción, y evitar las faltas de ortografía y gramaticales. Lo más acertado es utilizar un estilo coloquial, pero alejándonos de los vulgarismos. Es decir, buscaremos llegar a un amplio abanico de público, sin hacer uso de terminología demasiado especializada, sin descuidar nuestro estilo.

2. Dejar en blanco el asunto: a través del asunto de los mensajes los lectores se hacen la primera idea del contenido que le ofreceremos a continuación. Por eso debemos tener un especial cuidado a la hora de redactar el asunto, tratar de captar la esencia, y escribir una frase que llame la atención y anime a seguir leyendo.

3. Centrarse únicamente en el texto o en las imágenes: más de la mitad de los clientes de emails bloquean las imágenes por defecto, así que si enviamos solamente imágenes, los suscriptores no podrán ver los contenidos. Por otra parte, si usamos únicamente textos, perderemos la atención de los usuarios, ya que los contenidos audiovisuales tienen una mayor capacidad para atraer la atención de las personas. Por lo tanto, lo óptimo es hacer un uso combinado de los dos (pero siempre ofreciendo un mayor porcentaje de texto en el cuerpo del email para evitar el SPAM).

4. No tener en cuenta la privacidad: estamos ante un tema muy peliagudo, pero que al que, sin embargo, algunas empresas no le prestan la atención necesaria. Por eso tendremos que cumplir con los requisitos legales de protección de la información a la hora de crear campañas de email marketing.

5. No personalizar los mensajes: evitar frases típicas y generalistas, y tratar a cada suscriptor de una manera individualizada, por ejemplo, podremos mencionar su nombre en el saludo inicial.

6. Enviar emails sin planificar: un factor clave en las captaciones de las campañas de email marketing son los días y las horas de la semana en que se envían. Debemos analizar las tasas de apertura de campañas anteriores para conocer cuándo son más efectivas nuestras acciones.

7. Usar un nombre de remitente genérico: si los suscriptores o receptores de los correos no reconocen quién se los está mandando, la tasa de apertura se reducirá considerablemente, por eso el nombre es un factor muy importante.

8. No definir una call to action: de alguna manera, estaremos desaprovechando la efectividad de los emails si no animamos a los destinatarios a llevar a cabo una acción: compartir algún contenido, ir a algún enlace, responder a alguna pregunta, etc.

En definitiva, las campañas de email marketing pueden traer grandes beneficios para las marcas, pero también es muy fácil caer en pequeños errores que arruinarán nuestras acciones. Por eso, tendremos que dejarlo en manos de expertos y cuidar todos los aspectos.