No adoptar “url´s seo friendly”, olvidarnos de los enlaces o de planificar estrategias de contenidos, así como no estar registrados en más de un motor de búsquedas son algunos de los errores que debemos evitar.

Los sitios web que cargan a una mayor velocidad están mejor calificados por los motores de búsqueda. El contenido es (y será siempre) “el rey” y no debemos olvidarnos de que Google no es el único buscador del mundo.

Uno de los principales errores en los que podemos caer cuando hablamos de estrategias de SEO es el hecho de asumir que las keywords son el único factor influyente. Ahora bien, no queremos, ni pretendemos, con esto infravalorar su protagonismo, sino más bien decir que una estrategia sólida de posicionamiento SEO combina muchas más acciones.

Por otra parte, si lo que queremos es posicionar nuestra web entre los primeros resultados de búsqueda, soportando cada uno de los constantes cambios sufridos por el algoritmo de Google y evitando sus sanciones, tendremos que evitar también caer en estos otros siguientes errores:

1.º Registrar nuestro sitio solamente con Google

Aunque es cierto que Google se ha convertido en el principal motor de búsquedas (el pasado año alcanzó el 67% del total del mercado en EE.UU.) no debemos olvidarnos de que existen otras opciones como Bing y otros buscadores. Motores que alcanzan una cuota de mercado también importante y que no podemos despreciar (sobre todo, porque Bing es el motor predeterminado para todos los usuarios de Windows en el mundo).

2.º Olvidarnos de los enlaces

Aunque Google y otros motores de búsqueda estén premiando otro tipo de acciones, esta vía nunca se debe olvidar. Así, tendremos que acordarnos tanto de los hipervínculos internos como de los externos. Con los internos facilitaremos la navegación por nuestra página web y nuestros contenidos se harán más visibles para los motores de búsqueda. Los externos, por su parte, nos ayudarán a mejorar nuestro posicionamiento (siempre y cuando sea a sitios de calidad y relacionados con las temáticas de nuestra web).

3.º URL largas (no “SEO-amigables”)

Si empezamos la casa asentando mal las bases, ya sabemos dónde podemos acabar. Por esto tendremos que tener especial cuidado a la hora de escoger la url de nuestra web y analizar las posibilidades y pasos que tendremos que adoptar.

4.º Canalización de varias URLs

Este punto merece una atención especial, ya que son muchos los sitios web que lo hacen en la actualidad. La canalización consiste en dirigir al usuario al mismo lugar desde varias URL diferentes, por ejemplo:

http://www.tusitio.com

http://tusitio.com

http://www.tusitio.com/index.html

Y todas ellas nos llevan a la misma página de inicio de nuestra web. Esto puede jugarnos una mala pasada, ya que estamos enviando una señal equivocada a un motor de búsqueda que piensa que cada una nos dirige a un lugar diferente. Así, tendremos que decantarnos por una y tener especial cuidado con la definición.

5.º  Nuestra página web tarda mucho en cargar

Los sitios web que cargan a una mayor velocidad están mejor calificados por los motores de búsqueda, atraen más tráfico, generan visitas de calidad y alcanzan mayores tasas de conversión. Así que de más está decir que la velocidad de carga de los elementos de nuestro sitio web es uno de los principales factores en el posicionamiento SEO.

6.º No definir una estrategia de contenidos clara

Las últimas actualizaciones del algoritmo de Google se han dirigido hacia esta línea. Por eso debemos planificar y gestionar nuestras estrategias de contenidos, de manera que ofrezcamos a nuestro público objetivo un valor añadido a través de información original.

Así que no debemos esperar hasta que sea demasiado tarde y nuestra marca ya se haya estancado entre los últimos resultados. Con un poco de dedicación y evitando caer en estos errores, podemos darle la vuelta a la tortilla.