Entender a los compradores, destacar nuestras fortalezas, usar la urgencia o captar la atención de los consumidores son algunos de los factores que nos ayudarán a mejorar los resultados.

Tenemos que entender a los compradores y segmentarlos en grupos. Utilizar la urgencia de manera inteligente mejorará nuestros resultados.

Para convertirnos en los mejores vendedores, tendremos que estar en constante reciclaje y a la última en dispositivos y herramientas para aumentar nuestras tasas de conversión. Pero también debemos ser conscientes de que este tipo de herramientas no siempre funciona e investigar acerca de cómo mejorar nuestros resultados. Se trata de no seguir a ciegas una dirección solamente porque los demás lo hagan, o porque sea la última moda.

Es decir, tendremos que analizar nuestros resultados cada mes y poner en entredicho nuestros objetivos, a la vez que investigar las últimas novedades en el sector y adaptarlas a nuestra compañía. Por eso queremos compartir 6 acciones que nos ayudan a aumentar nuestra tasa de conversión:

1. Entender a los compradores: este es el primer paso para poder aumentar nuestra tasa de conversión en ventas. De esta manera, si conocemos a los compradores, podremos adaptar nuestras estrategias a ellos. Además, tendremos que segmentarlos en grupos con características similares, como, por ejemplo, en esta clasificación entre: derrochadores (una minoría pero muy atractiva para las marcas), los que consumen bastante y el promedio de gastadores (que son la gran mayoría de los consumidores, a los que tendremos que adaptar nuestras acciones).

2. Destacar las fortalezas de la compañía y admitir las deficiencias: un paso importante es hacernos oír y que nuestra audiencia conozca nuestras fortalezas. Pero también es importante asumir nuestras deficiencias o errores y trabajar para subsanarlos. Hecho que es valorado en gran medida por los consumidores, hartos de que los engañen con falsas promesas.

3. Usar la urgencia y la escasez de manera inteligente: cuando mostramos anuncios en los que animamos a consumir rápidamente, puesto que las unidades se están acabando, ayudamos a mejorar nuestra tasa de conversión en ventas. Sin embargo, tendremos que tener cuidado de no hacerlo de manera errónea y repetidamente, ya que nuestras metas se verán truncadas.

4. Encender una luz en el cerebro: tendremos que buscar que las mentes de los consumidores se enciendan al instante para conseguir captar su atención y que finalicen sus compras. Una manera de hacerlo es mostrar soluciones a sus principales problemas.

5. Solidaridad: las compañías solidarias, que donan parte de sus beneficios, registran mayores tasas de conversión. Una buena acción es donar un porcentaje de las ventas que consigamos con una campaña, o uno de nuestros productos por un volumen de ventas concreto.

6. Mantenerse en estado de alerta constante: dado que cualquier pequeño fallo en nuestro sitio de ecommerce, un precio mal puesto, una característica errónea o una imagen confundida pueden provocar que el consumidor abandone el proceso de compra.

Se trata, como vemos, de 6 acciones sencillas de realizar, pero que nos ofrecerán grandes beneficios a cambio. Así que solo nos queda llevarlas a cabo para mejorar nuestra tasa de conversión.