Te contamos los cinco principales KPIs que se deben tener en cuenta a la hora de analizar la efectividad de una campaña de marketing de contenidos en 2019.
  1. Número de usuarios

Como no podía ser de otra manera, el número de usuarios es el dato principal que se debe controlar. Los dos indicadores principales que se deben analizar son los usuarios totales que visitan la web y los usuarios que vuelven.

El porcentaje de usuarios que regresan es un buen indicador de la calidad de contenido que ofrece una web. Es la manera de comprobar si aquellos que ya han visitado el sitio, tienen interés en repetir y consultar más, o si por el contrario no han encontrado contenido interesante.

  1. Páginas por cada sesión

Este dato nos revela si un usuario llega a la web, encuentra lo que quería y se va, o si por el contrario decide seguir navegando por otras páginas de la misma. Existen diferentes maneras de persuadir a los usuarios para que no abandonen la página de inmediato.

En un blog bien diseñado, el usuario debe ser capaz de ver otros artículos de interés mientras lee aquel por el cual ha entrado en la web. Además, se deben incluir hipervínculos en palabras clave, que lleven al usuario a otros posts relacionados.

  1. Tiempo de permanencia

El tiempo de permanencia en la página, como su propio nombre indica, nos dice cuánto ha tardado el usuario en irse de cada página o post.

Un tiempo elevado nos indicará que se trata de un contenido de calidad y de interés para los usuarios, mientras que un tiempo de permanencia bajo indicará que los usuarios no se están encontrando aquello por lo cual accedieron a esa página de la web.

  1. Valor de la página

Este es dato esencial para las web con ecommerce. El valor de la página, o “page value”, indica qué camino han llevado los consumidores hasta realizar la compra.

Si, por ejemplo, un usuario hace clic en un post del blog y después decide realizar una compra, ese post del blog se verá beneficiado en los datos de valor de la página. De esa manera, el gestor de la web podrá conocer qué páginas otorgan más valor en cuanto a la venta, para potenciarlas.

A su vez, podrá retocar aquellas páginas que no están funcionando y que no reportan datos positivos en cuanto a la venta.

  1. Entradas y salidas de la web

Las entradas a la web mostrarán cuáles son los posts más interesantes para los usuarios y más propensos a que se compartan en redes sociales. Puede ser porque la información que contenga sea muy valiosa o simplemente porque contiene una palabra clave bien posicionada.

Es normal que la web tenga un porcentaje de salida razonable, pero se debe vigilar que ninguna página o post tenga un porcentaje demasiado elevado, dado que eso indicaría que ese contenido no está ofreciendo a los usuarios aquello que estaban buscando.