Mejorar el SEO de nuestra marca y la visibilidad en todos los tipos de dispositivos, así como mejorar la tasa de conversión en ventas y reducir los costes de mantenimiento son algunos de los principales beneficios.

El hecho de utilizar un único diseño que se adapta a cada pantalla nos permitirá ahorrar en costes y en tiempo en el desarrollo y mantenimiento de la web. El Responsive Design es la clave para una buena navegación a través de los dispositivos móviles.

En los últimos años hemos podido ver la gran proliferación de distintos tipos de pantallas: tablets, ordenadores de sobremesa, portátiles y smartphones de todos los tamaños. Por lo que es normal que la tendencia sea la creación de páginas web que se adapten a todos los tipos de dispositivos. La solución más eficiente es el Responsive Design: una técnica de maquetado de páginas web que logra que estas se visualicen perfectamente en todos los dispositivos mencionados anteriormente.

Se trata de un diseño que no necesita una versión para cada caso, sino que define las redimensiones de la pantalla en una misma hoja de estilo para que las páginas se adapten a todos y cada uno de los tipos de móviles. Una website creada con CSS3 media queries y un layout que posee imágenes flexibles y que detecta en qué tipo de dispositivo está navegando el usuario para mostrarle la versión que mejor se adapte a su caso.

Un tipo de diseño que proporciona infinidad de ventajas para nuestras marcas, de las que vamos a destacar las 5 siguientes:

1.º Aumenta la visibilidad en las tablets y los teléfonos móviles

El Responsive Design mejora la navegación a través de los dispositivos móviles y aumenta la popularidad de nuestras páginas web en ellos. Una razón de peso si somos conscientes del gran crecimiento del uso de este tipo de dispositivos entre los consumidores.

2.º Mejora la tasa de conversión en ventas

Uno de los resultados de optimizar la navegación de los usuarios a través de los sitios web de nuestra marca, sea cual sea el dispositivo desde el que lo hacen, es que mejora la tasa de conversión. Esto es debido a que no encuentran problemas y se sienten cómodos a la hora de navegar por nuestra página, por lo que se sentirán más decididos a escogernos en su decisión de compra.

3.º Reduce tiempo y costes a la hora de crear la web

El hecho de utilizar un único diseño que se adapta a cada pantalla, nos permitirá reducir el tiempo de creación, así como los costes iniciales y de mantenimiento que implica tener un profesional a cargo de las tareas.

4.º  Análisis más sencillo

Al hacer uso de un solo sitio web, nos resultará más sencillo analizar los resultados. Nos evitaremos tener que hacer un seguimiento de los desplazamientos de los usuarios, las rutas de conversión, etc.

5.º Mejora el SEO de nuestros sitios web

En este punto podemos hablar de diferentes razones que nos llevan a mejorar nuestra web. Por una parte, Google premia las marcas que hacen uso de Responsive Design (en los resultados de búsqueda a través de móviles) y, por la otra, el hecho de poder centrarnos en un solo diseño nos dejará tiempo para mejorar nuestras estrategias de contenidos y optimización SEO. Por su parte, la rápida carga de las páginas con Responsive Design será el factor clave para posicionarnos delante de la competencia.

Hablamos, pues, de grandes ventajas para nuestra marca que nos permitirán mejorar la experiencia del usuario, la visibilidad del sitio y estar un paso por delante de los competidores.