La reputación online, tema del que hemos hablado en numerosas ocasiones, vuelve a surgir. Más que nada porque se emplea tiempo y dedicación en conseguir, y puedes perderla en cuestión de minutos. Te contamos 4 métricas que harán recuperar tu reputación online.

1.- Indicadores de conversión. Son parte esencial de la estrategia de reputación online. No pierdas de vista las siguientes cifras de conversión:

  • Fuentes de tráfico: a través de las que acceden los visitantes, por búsquedas, tráfico directo o de referencia.
  • Visitantes nuevos o únicos. Observan cómo es su comportamiento ¿navegan, curiosean, o realizan conversiones?
  • Qué visitantes vuelven a acceder a la web, o lo que es más interesante, ¿cuáles son los motivos por los que volvieron al sitio?
  • Interacciones por visita. Monitoriza el comportamiento de los usuarios y ajusta.
  • Valor por visita: estima el número de visitas por el valor que has calculado en cada una de ellas.
  • Coste por conversión: calcula cuanto te cuesta cada una. Ten en cuenta que te supondría más si tuvieras mala reputación online.
  • Analiza el porcentaje de rebote.
  • Páginas de salida. Supervisa en qué momento exactamente los usuarios abandonan el sitio.

2.- Tu actividad en Social Media. Revisa de forma continua los distintos perfiles de redes sociales, y el nivel de engagement de tus seguidores y fans. Utiliza herramientas de analítica del mercado para ver datos generales.

3.- Revisiones online. Si realmente quieres saber cual es el grado de reputación online, curiosea opiniones en distintos sitios como Google, Yelp, Foursquare, o Google My Business. El número de comentarios y estrellas nos dará más o menos reputación.

4.- La función autocompletar de Google. Simula búsquedas de tu marca con el objetivo de comprobar si los resultados son positivos (‘favorito’) o si por el contrario califican tu web como de timo o decepcionante. A continuación aportamos algunas ideas que mejorarán la reputación de tu página:

  • Crea o emplea tus propios términos de búsqueda: establece minisites e incluye los términos de búsqueda.
  • Investiga y rastrea. Descubre por qué los términos negativos están si no conoces su origen.
  • No manipules los términos. Más bien si los manipulas, puede que se vuelvan en tu contra.
  • Elimínalos. Esta es una labor bastante tediosa, pero puede decirte que se filtraron de forma incorrecta. Creando alertas en Google y ananlizando con cuidado, se identificarán los términos negativos de manera más sencilla.