En los últimos tiempos el vídeo en la red cada vez está ocupando un lugar más popular. Está demostrado que nos hace obtener buenos resultados respecto a otros formatos y las marcas son conscientes de ello. Por ello toma buena nota de los 4 siguientes datos sobre el futuro del vídeo online: 

1.- La transmisión en vivo seguirá creciendo a marchas forzadas.

Las marcas se han dado cuenta del potencial de esta funcionalidad y no pasará desapercibida para ninguna plataforma. Facebook ya lo tiene en marcha desde el pasado año, y YouTube ya tiene su app de vídeo en directo hace algún tiempo, sin dejar de lado a Periscope, y otras plataformas como YouTube Gaming.

2.- Las marcas se han dado cuenta del enorme juego que dan las generaciones más jóvenes con el vídeo online.

Los millennials y las generaciones más recientes como la generación Z, son el punto de mira de las empresas.

3.- Las empresas de streaming comenzarán a ser proveedores de OTT (Over-The-Top).

Aquellos servicios que se ofrecen online, en los que sin invertir una cantidad elevada ni tener una infraestructura espectacular, se puede disfrutar de ellos al máximo. Nos referimos a Netflix, Skype, WhatsApp, o las propias herramientas de búsqueda de Google.

Cada vez más el consumidor ve a la carta y a través de internet, y está dejando a un lado el modo de ver tele de siempre. Sin embargo, delimitar la línea entre estas dos opciones de los usuarios a día de hoy es bastante complicado.

4.- El vídeo co-created gana terreno al pre-roll.

Este último está destinado a desaparecer. A los usuarios no les gusta nada tener que aguantar publicidad para ver sus contenidos, y cada vez está más demostrado que no funcionan. Estos anuncios pueden generar incluso una repercusión negativa sobre el consumidor y la propia marca que se anuncia.

Ahora es tendencia el co-created branded vídeo, la nueva alternativa frente al vídeo pre-roll que será tendencia en content marketing durante todo el 2017, donde el consumidor y la marcan interactúan juntos, y mediante la que el usuario no podrá saltarse la publicidad en ningún momento. Una manera de generar engagement que no pasará desapercibida de ahora en adelante.