Las tendencias son una forma rápida de obtener resultados, más cuando un alto porcentaje de usuarios revisa las opiniones de los demás. Pero a veces seguirlas en marketing online no es la mejor opción. 3 tendencias que pueden afectar negativamente a tu estrategia de reputación de marca.

1.- Hay veces que el público no está siguiendo la línea adecuada.

No porque la mayoría de los usuarios sigan una tendencia es la mejor. Hay veces que se nos olvida que hacer exactamente lo mismo que el resto no es estar en la línea correcta.

Esto ocurre más en redes sociales, donde la información se propaga y viraliza de forma ultrarápida. Se tiende al cortoplacismo, y las tendencias tienden a caer en muy poco tiempo.

Si bien hay que seguir las tendencias, debemos ser ingeniosos y marcar una estrategia propia por la que conseguir nuestra reputación de marca y alcanzar el objetivo.

2.- Hablar del largo plazo. En marketing online son palabras mayores.

Se suele afirmar que se necesitan años para alcanzar la máxima reputación de marca y sin embargo se puede autodestruir en cuestión de segundos. En marketing, y más en el online es muy cierto.

Las empresas que siguen ciegamente las tendencias consiguen ingresos o el éxito de inmediato, pero no se nos olvide que esto puede ir en detrimento de la calidad del servicio y de la imagen de nuestra empresa.

3.- Tu marca se confunde porque la cambias.

La identidad de marca es algo que comienza desde la puesta en marcha de tu empresa hasta el final. Una marca consolidada que sufre un cambio, tenderá a mostrar la imagen de sus inicios, porque los usuarios la identifican con el esquema visual y los principios de siempre. Es por ello que muchas marcas no quieren seguir las tendencias.

¿Y si estas empresas se suman a las últimas tendencias?

Este es el punto más complicado. Hace un tiempo el vídeo empezó a primar y las marcas se han sumado y lo utilizan para sus campañas publicitarias. A día de hoy todo el mundo lo utiliza. Lo ideal es que te preguntes más que por moda, si el empleo de determinada estrategia va causar un efecto positivo o negativo para tu marca a largo plazo.

Las tendencias marcan y no se pueden ignorar. El kit está en comprenderlas, entender si se ajustan a nuestra estrategia y entonces aplicarlas con sentido común.