Los profesionales de retail que venden directamente al consumidor se están enfrentando a una serie de desafíos en sus estrategias de marketing. Y aunque sigue teniendo su gran público, el consumo tradicional de tienda física ha disminuido en los últimos años.

Lo más habitual es culpar al comercio electrónico, pero hay otras circunstancias que también están incidiendo en este cambio de tendencia. Lo revela un estudio de PricewaterhouseCooper. Aproximadamente un tercio de los consumidores siguen sus marcas a través de redes sociales, descubriendo otras nuevas, y comparando a través de las opiniones y recomendaciones con otros usuarios de la comunidad. Lo más importante, es que en este juego no participa la propia marca.

Por lo que si quieres seguir siendo competitivo en el mercado, debes atraer más público a tu venta online, generar engagement, interactuar en tiempo real, y humanizar y empatizar las relaciones con tus clientes. Sin embargo, está demostrado la creación de un blog o las calificaciones 5 estrellas, no son suficientes.

El retail ha descubierto un nuevo canal: las comunidades de consumidores, por las que además de marca, generan negocio, y aumentan ingresos. A continuación, dejamos 3 consejos sobre como fomentar, impulsar y optimizar estas comunidades, para obtener mejores resultados:

1.- Atrae y retén a los consumidores. Más del 75% de tus consumidores online buscan  y comparan el producto deseado con otras ofertas de la competencia. Como retailer, y para atraer a tu público, debes estar muy presente en cada paso del proceso de compra, especialmente en la fase de búsqueda. Si satisfaces con el producto o servicio a tus usuarios, la propia comunidad generará marketing con sus opiniones. Se apoyan entre ellos, intercambian y comparten a través de la plataforma SEO, hasta llegar a un gran número de potenciales clientes, sobre todo en el momento decisivo de la compra.

2.- Crea y fomenta confianza online. Conseguirás más conversiones e ingresos. Las redes sociales forman parte del día a día de las personas, por lo que cada vez son más influyentes y decisivas para llevar a cabo este proceso espontáneo. Para fomentar auténtica interacción y confianza están los foros de preguntas y respuestas, los blogs, comentarios sobre productos y sus clasificaciones presentados por la propia comunidad. Estos propios consumidores marketers y embajadores de nuestra marca a su vez participan con otros usuarios aportando sugerencias e ideas, y generando ruido sobre nuestros productos.

3.- Reduce tu presupuesto de captación de nuevos consumidores. Los más fieles  harán que tu marca se convierta en todo un éxito. Al conectar con otros shoppers mostrando la cara más humana del producto a través de sus propias experiencias espontáneas y sentimientos, estas comunidades y redes aportan a largo plazo credibilidad. Y al incentivar la buena reputación de nuestra marca, el coste total de nuestro presupuesto para captar clientes disminuirá.

Sin lugar a dudas el e-Commerce ha perturbado el comercio minorista. Pero el negocio no ha terminado, es más, acaba de empezar, y el online es una gran oportunidad para que empieces a generar comunidad a través de tus propios clientes defensores de tu marca.