Mantener a los visitantes enganchados durante todo el proceso de compra online es uno de los objetivos fundamentales en ecommerce.

Tanto el margen de tiempo de permanencia de las ofertas, como evitar abandono en el proceso de compra son clave para garantizar el éxito. De ahí que sea tan importante comprender cuáles son las emociones que mueven las decisiones de compra de los usuarios.

En la venta online hay menos margen de maniobra, por ello es fundamental llevar a cabo estrategias y aprovechar las herramientas a nuestro alcance para mantener el  entusiasmo del usuario hasta el final del proceso.

3 formas de mantener la intención de compra online

Cruzar datos con tecnología te ayudará a prolongar el tiempo y deseo de compra.

  1. Emplea las herramientas tecnológicas de marketing online con el sistema CRM

Controlar las ventas online y alinearlas con las estrategias de marketing es fundamental, de ahí que sea recomendable integrar las herramientas con el sistema CRM.

Una de las maneras de llevarlo a cabo es establecer flujos de trabajo y analizar cada tipo de cliente:

Opción 1

Los clientes que más engagement han generado pero que no completaron formulario de contacto:

  • Ejemplo: el usuario ve hasta el 75% del vídeo, descarga un eBook y visita más de 5 páginas de una web.
  • Consejo: envía un e-mail a ventas para hacer un seguimiento de dicho usuario y comprobar qué está buscando realmente.

Opción 2

Quienes han completado algún formulario como posible partner:

  • Ejemplo: el usuario rellena el formulario de contacto y selecciona posible colaboración.
  • Consejo: lo más apropiado es enviarle un e-mail automático con info más detallada. Este contacto va por un canal -funnel o embudo independiente- del resto de conversiones.
  1. Mostrar contenido que ayude a los usuarios a generar conversiones a tiempo

Para captar la atención e interés del consumidor proporcionando información valiosa al detalle que incite a realizar la compra.

El intervalo de tiempo en el que un usuario está convencido para llevar a cabo una transacción es muy corto, por lo que sin duda es decisivo dentro del proceso de compra.

  1. Aprovechar los datos y analítica de marketing para informar del comportamiento y tendencias al departamento de ventas.

Toda la info recopilada a través de las herramientas de análisis (Google Analytics por ejemplo) se va a emplear para conocer cuales son sus preferencias y en qué estado se encuentran a lo largo del recorrido y durante todo el proceso de compra.

Jugar datos de forma aleatoria y al azar ya no funciona. Ahora esta información es la que proporciona el comportamiento y preferencias del comprador de forma real.